¿ Qué es la justificación y cómo se hace?

La justificación responde a la pregunta ¿Por qué debería alguien hacer esta investigación? Hay muchos motivos para realizar una investigación: el primero, el más sencillo, el más sincero y el que más claro debe tener es por qué le interesa a usted. Esto le servirá de guía para la redacción de todo el proyecto. Ahora bien, los intereses personales pueden ir o no ir en la redacción final del proyecto, lo que sí no puede evitar es saber a quién le va a plantear el problema: no es lo mismo que el lector de su proyecto sea una entidad estatal, su tutor de tesis, una empresa o una universidad. La justificación puede y debe variar según su destinatario. Lo importante es que tenga claro qué es lo que quiere investigar.

En ciencias sociales es muy común hacer una justificación de tipo disciplinar, es decir, la disciplina no ha abordado un problema que se puede abordar, o no lo ha abordado de una manera en particular, o esa investigación podría contradecir algo que la disciplina daba por cierto, etc. En cualquier caso, además de pensar en la pertinencia disciplinar piense en el lector de su proyecto: si lo va a presentar a una empresa, investigue cuál es la misión y la visión de esta; si es a su tutor, investigue qué temas ha trabajado este; si es a una entidad estatal, investigue cómo funciona el Estado y qué rol juega esa entidad allí.

La justificación va muy de la mano del planteamiento del problema y del estado del arte. El estado del arte le permitirá saber, en gran medida, si su trabajo puede justificarse disciplinarmente o no.

A %d blogueros les gusta esto: