¿Cómo hacer un planteamiento del problema?

Una vez ha delimitado claramente el objeto de investigación, debe pensar el planteamiento del problema. Este es uno de los primeros apartados en la formulación canónica de proyectos. La pregunta que debe hacerse es: «¿Qué anda mal acerca de ese objeto?». También podría ser útil recrudecer la pregunta, es decir, como si cuando usted contara su objeto de investigación, alguien le preguntara: «¿Y eso qué? (So what?)».

Todo proyecto se basa en la construcción de un problema: algo anda mal con alguien, algo se ignora, alguien sufre, se desconoce algo que debería ser conocido, se entiende algo de forma inadecuada, algo podría mejorarse, etc. Por lo anterior, el planteamiento del problema no puede ser una frase corta, debe contener la información suficiente para persuadir al lector de que existe un conflicto. Por tanto, sitúe histórica, geográfica, económica y políticamente su objeto de investigación.

En este punto usted ya debería tener una definición provisional de su objeto y problema de investigación. Ahora debe pensar el objetivo general.

Debe tener presente que un proyecto sirve para planear el tiempo y los supuestos de una investigación pero que puede ajustarse, en cualquiera de sus aspectos, a medida que avance la investigación: el único proyecto perfecto es aquel que ya se terminó.

A %d blogueros les gusta esto: