¿Pensabais que habíamos madurado?

Me escribe una amiga, mamá de un chiquitín de quinto de primaria, a pedirme ayuda con una tarea del colegio de su hijo. No, no es uno de esos casos de colegios que dejan tareas tan imposibles para los niños de cierta edad que los papás tienen que hacerlas por ellos. Es decir, sí esSigue leyendo «¿Pensabais que habíamos madurado?»

¿Petro sí es presidente?

Después de la posesión del domingo quedé con muchas dudas. Y no sé si para salir de ellas debería consultar a un abogado constitucionalista o un filósofo del lenguaje. Como muchos colombianos y colombianas, el domingo por primera vez en mi vida vi una posesión presidencial. La vi por televisión; hecho que pudo haber tenidoSigue leyendo «¿Petro sí es presidente?»

Retterofobia, anortografofilia, voyerismo tuitérico y otras formas de masturbación ortográfica (parte II)

Pues bien, íbamos en que Twitter me permitió asistir a una bacanal ortográfica que despertó en mí, como en los demás asistentes, una sorprendente sed de sangre (¿será por eso que los errores se corrigen con bolígrafo rojo?), un deseo de ver arder a todos los herejes ortográficos del mundo hispano. Y que, al verSigue leyendo «Retterofobia, anortografofilia, voyerismo tuitérico y otras formas de masturbación ortográfica (parte II)»

Retterofobia, anortografofilia, voyerismo tuitérico y otras formas de masturbación ortográfica (parte I)

Andaba yo paseando por Twitter cuando me encontré la siguiente pregunta: Así, impunemente sin signo de apertura. Mi corazón casi se estalla de la emoción. Supe inmediatamente que no había nada en Netflix, HBO, Prime, Disney ni ninguna de esas carajadas que uno paga para poder seguir viendo comerciales insoportables en YouTube que pudiera darmeSigue leyendo «Retterofobia, anortografofilia, voyerismo tuitérico y otras formas de masturbación ortográfica (parte I)»