Tomexihkannemilis tikchikawaltiskeh

Por: Jorge Luis Hernández

Tomexihkannemilis tikchikawaltiskeh

Mach sawel nechpaktiani ika ome tlahtolli nitlahkuilos, axan maya san achitzin welika nimoyolewa, kanpa ika nawatlahtolli ok achi nikmachilia ok seki tlamantli nikihtowa, kanpa ihkoni noihki nikchikawaltiaya inon ixtlamachilistli, ihkoni wehka walyahtikisa inon notlayehyekol, inon tosistzitzinwan intlayehyekol tlen yiwehkika otechaxkatihtewakeh, miek tlamantli yopoliwik, miek ixtlamachilistli yotlanki, ayakmo ok semi nikan tikittaskeh, wan tlalia ayakmo tiktenextiliskeh, nonkan kieman ayakmikah kimatis tlenon axan nikan tikihkuilowah wan inon melahka titetleokoltiskeh.

(Fortaleceremos nuestra existencia de mexicanidad)

La glotopolítica para mí en este momento ha servido como un parteaguas con las nuevas necesidades de hablar de conceptos contemporáneos, se traduce de entender toda realidad del presente con la presencia de lenguas en el entorno, en algunos casos denominadas lenguas oficiales. Pero, contextualizando lo anterior, en nuestro país, denominado México, “conserva” 68 lenguas originaria, todas ellas minoritarias y abiertamente todas “desprotegidas”, invisibilidades, los gobiernos de todos los tiempos se escudan diciendo que sí dan importancia a los idiomas con la publicación del decreto de los de la Ley General de los Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas. Precisamente, en todo el territorio mexicano tenemos una ley que lleva ese nombre y que tiene varios artículos en el que se explicitan precisamente esos preciados Derechos. Pero, en la realidad social nadie los respeta, se olvidan en todos los contextos de uso.

Ihkoni kahki inon Tlanawatilli, ihkoni momati wan ik inon amo kualti mochikawaltiya inon tlayehyekolli tlen kimelawa inon tlen totech powi, inon Tlanawatiltin tlen omponi ihkuilitokeh sawel mokonetziyah, moelkawah, mopolowah wan amo ikah kinelnamiki, ik inon san ihkontzin san achintzin moittah, mochichikoittah.

El día martes 22 de junio del año 2021, tuve una discusión y de desacuerdo con una persona que desacreditó el uso de nuestro idioma en el contexto político, porque no entendía lo que los integrantes de un partido político local estaban tratando, en el diálogo, los vecinos discutían, hablaban, dialogaban, intercambiaban ideas acerca de futuras elecciones y la manera promover el voto de los ciudadanos. En ese sentido, le comenté que, con personas como ella, con menos de dos gestos de desacreditación y fastidio habían mandado a aniquilar la sabiduría de todo un pueblo. Estaba clara esa manifestación de glotofobia.

La glotofobia es un fenómeno vivo con el que tenemos que lidiar todos los días en todos los estratos sociales, pero tenemos los elementos lingüísticos para hacerle frente y que en México no le tememos. En nuestros genes pervive un linaje de guerreros jaguar y águila, un linaje de nahuales y queremos que se transmita por todos los rincones del mundo, es toda una filosofía de herencia milenaria. Regresando con la experiencia de autoreconocernos con el fortalecimiento de la glotopolítica, cabría hacer énfasis en que todo evoluciona, “todo” cambia como lo dijo Mercedes Sosa en su canción, pero muchos cambios no solo ocurren por “designios celestiales”, tenemos que trabajar para que sean cambios fructíferos y por citar nuevamente los Derechos Lingüísticos de los Pueblos indígenas, si tan solo “sabemos que existen” y no los reclamamos como nuestra verdadero derecho, esos lineamientos no tendrán eco y no tienen manera de ser. Igualmente, nuestro lenguaje no solo se debe circunscribir y hacer que viva de forma local, tenemos que referenciarlo, relacionarlo, revitalizarlo, escribirlo, difundirlo para que se sepa de su existencia, su uso y aportación, aprender otras variantes, otros idiomas (Figura 3), pero no olvidar nuestra “lingua prima” pero eso nos toca a nosotros realizar semejante tarea, ya que nadie lo hará por nosotros.

                    Figura 3. Grado de fortaleza de nuestra lengua.

La figura anterior denota del contacto con otras lenguas con las que personalmente he convivido y de ahí que el náhuatl es que en los últimos años he fortalecido en el ámbito escolar, familiar y social. Entre ellas la forma de escuchar, el enlace se reconoce de forma única e inmediata.

moneki melahkayopan tonawatlahtol ma tiksenmanakan, ik nowiyan ma tikihkuilokan, ik miekkan ma mokaki, ik nikan, ik nepa wehka, san kan yineli ma techkakikan, ma techittakan wan ma techahsikamatikan.

Jorge Luis Hernández

Julio 25 2021

Un comentario en “Tomexihkannemilis tikchikawaltiskeh

Responder a jorgeluishernndez Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: